Lado B
Migrantes: ¿héroes anónimos o parientes incómodos?
Por Marco Castillo @
24 de mayo, 2021
Comparte

Las elecciones en México son un importante indicador para saber cuánto valen las personas migrantes, en realidad, para los partidos y la clase política. La cultura política dominante promueve que la victoria de las candidatas y candidatos dependa de ganar la opinión pública, no de su experiencia, ni de su capacidad de diálogo y escucha, ni de su compromiso con la comunidad. Y eso, de entrada, genera que las campañas prioricen el circo sobre las propuestas. 

Lunes.png

Pero además, por esa práctica de que sea más importante el nombre, el rostro y el mensaje, por encima de la propuesta, los migrantes son vistos como actores irrelevantes en las elecciones, por argumentos superficiales como “la mayoría aún no vota” o porque “están lejos” suponen que su opinión no influye mucho en la elección. Pero una y otra vez se ha probado que eso último es una equivocación.

Las personas migrantes son un factor cada vez más influyente en la decisión del voto de la familia y la comunidad. Gracias a las redes sociales, hoy están mucho más enterados, atentos y activos. Soy testigo de cientos de grupos de WhatsApp y Facebook donde los migrantes están discutiendo y participando en el proceso, así como de decenas de reuniones por Zoom o FaceTime, dónde están promoviendo su agenda con su familia y candidatos. 

Así que, permítame hablarle de cosas malas que parecen buenas y al revés, en materia de las  elecciones por venir y la participación migrante en ellas. 

Las malas que parecen buenas

El presidente López Obrador llama héroes a las y los migrantes y en las conferencia mañaneras les manda abrazos, pero en estas elecciones están aún más lejos que antes. 

La realidad es que bajo el lema de “primero los pobres” y de un nacionalismo avinagrado y convenenciero, el presidente de México castiga sin piedad todos los días a las personas migrantes del sur, mientras les da la bienvenida a los migrantes blancos llamándolos turistas (y hasta les abre trenes en la selva maya). Y por si fuera poco a los “héroes anónimos” de México ni el Presidente, ni ningún partido, ni candidato alguno los ha consultado ni convocado a proponer formalmente en este proceso electoral. 

Además, prácticamente ningún candidato a gobernador tiene propuestas que beneficien ni que fortalezcan la participación, la inversión y los derechos de las personas migrantes. 

Es más, en estas elecciones, como lo documentó Gardenia Mendoza en su artículo “Los falsos migrantes”, en este proceso abundan candidatos que falsifican su identidad como migrantes para apropiarse de las candidaturas reservadas para este grupo. 

Y por si esto fuera poco, muchas personas migrantes y sus familias fueron testigos del falso proceso de elección interna por parte del partido Morena, que decidió candidaturas por amiguismos y “compromisos de arriba” destruyendo procesos organizativos e ignorando prácticas democráticas bajo las que comunidades y municipios ya habían decidido un candidato. Así fueron los casos en Teopantlán, Puebla; Tetlanohcan, Tlaxcala; y en la definición de la diputación federal por el distrito de Metlatonoc, Guerrero. En todos estos casos, los migrantes van a promover el voto por otros partidos.

Las buenas que parecen malas

A pesar de ser ignorados por los candidatos de sus estados, un grupo de líderes tlaxcaltecas se organizó para desarrollar una propuesta para la creación de la Casa Tlaxcala, y han logrado reunirse con dos candidatas y un candidato a la gubernatura de ese estado. Falta que honren su palabra como funcionarios.

A pesar de ser marginados en los hechos de la política mexicana, un grupo de migrantes guerrerenses también se reunió para presentar una propuesta para comprometer a candidatos y candidatas a gobernador/a del estado de Guerrero a crear la Casa  del Migrante Guerrerense. Falta que quien gane ponga el presupuesto para honrar a las personas migrantes de su estado.

También a pesar de que su distrito no tiene los más altos niveles de migración, Liz Mejorada, joven candidata a diputada local en Puebla capital, ha estado buscando por iniciativa propia a grupos y líderes migrantes del estado de Puebla para preguntarles cómo puede sumar y apoyar desde el Congreso Estatal. Solo falta que gane, que se comprometa y construya la Fuerza para darles a las y los migrantes poblanos el lugar que merecen.

Y a pesar de no votar, los migrantes de los pueblos y municipios de México viviendo en Nueva York están promoviendo lo que llamamos “La Agenda de Migrantes e Indígenas para la Ciudad de Nueva York”, para ver si los actuales candidatos a la alcaldía de esta capital migrante se comprometen a dar pasos serios al reconocimiento de derechos y de dignidad para millones de migrantes indígenas y de municipios rurales de Latinoamérica que viven aquí. 

Así las cosas, los hechos muestran que las personas migrantes son más “anónimas” que “héroes” durante las elecciones, pero a pesar de esto, esta comunidad está más activa y presente que nunca.

 

*Foto de portada: Ángeles Mariscal | Chiapas Paralelo

Comparte
Autor Lado B
Marco Castillo
Marco Castillo es antropólogo y activista poblano. Actualmente es el Co-Director de Global Exchange y fundador de la Red de Pueblos Trasnacionales. Vive, trabaja y sueña entre Puebla y Nueva York.
Suscripcion