Lado B
Cartografías del cuidado, una mirada hacia el fotoperiodismo feminista
Este trabajo va más allá de lo periodístico: se trata de una plataforma donde las mujeres pueden compartir su cotidianidad en torno a la maternidad y sus complejidades
Por Lado B @ladobemx
19 de abril, 2021
Comparte
Román Esaú Ocotitla Huerta | @romanocotitla

“Esto es un proyecto de periodismo feminista, no con perspectiva de género, donde la apuesta política es clara y que tiene relación con abonar a la formación de vida de las mujeres, pues esto no sería posible si no tomamos postura”, afirmó Greta Rico, fotógrafa documental, periodista y educadora enfocada en temas sobre género y derechos humanos, acerca del reportaje “Maternar a infancias en orfandad, los otros daños del feminicidio”.

Jueves-1.png

Este trabajo, dijo Greta durante un foro transmitido el 15 de abril en el Facebook de LADO B, recalca la necesidad de visibilizar a las mujeres y sus historias y ponerlas al centro como protagonistas de sus anécdotas.

El texto y las galerías que integran este trabajo fotoperiodístico, escrito por Anaiz Zamora, periodista especialista en temas de género, y fotografiado por Rico, presentan los casos de dos mujeres: Siomara y María Antonia, quienes después del feminicidio de su hermana e hija, respectivamente, siguieron un camino distinto al que tenían planeado para sus vidas: cuidar a las y los infantes que habían quedado en orfandad por los crímenes cometidos.

El texto y galerías publicadas recientemente en LADO B titulados “Maternar a infancias en orfandad, los otros daños del feminicidio” de Anaiz Zamora, periodista especialista en temas de género; y “A pesar de tener un proyecto de vida distinto, Siomara ha tenido que aprender a maternar” y “María Antonia, 17 años de exigir justicia y de maternar a sus nietos” de Greta Rico, presentan los casos de dos mujeres que, después del feminicidio de su hermana e hija, respectivamente, tomaron un camino distinto al que tenían planeado en sus vidas: cuidar a los infantes que habían quedado en orfandad por los crímenes cometidos.

De acuerdo con Anaiz (quien también participó en el foro) y Greta, “Cartografías del cuidado” —el nombre general de su proyecto— es más que contar historias; es un espacio, una plataforma donde las mujeres pueden compartir sus situaciones e identificarse con las demás, expresar las complicaciones y temas en común sobre maternar en un contexto pandémico, de feminicidio, de cuidado personal, de apoyo económico y emocional. Esto también se apoya de la idea de la resistencia feminista y las estrategias que se han construido para combatir condiciones negativas que las afectadas viven.

También puedes leer: Las mujeres no sólo somos madres 

Gracias a un esfuerzo emanado por el movimiento feminista en México y otros países de Latinoamérica —explicó Greta Rico—, “se ha colocado una narrativa sobre el trabajo de cuidados, el trabajo doméstico, el trabajo no pagado”. En ese sentido, Greta Rico y Anaiz Zamora se dieron a la tarea de plasmar esta narrativa en su trabajo: quién lo hace, cómo lo hace y qué implica cuidar desde la perspectiva de la mujer.

Por su parte, Anaiz Zamora mencionó que después de haber trabajado el proyecto por más de un año, se percataron de las particularidades de cada caso documentado: si las mujeres reciben un ingreso económico, qué nivel educativo tiene cada una, si existe alguien que las ayude y, sobre todo, qué contextos son los que influyen en la historia de las mujeres involucradas en el proyecto.

Las historias como mundos habitables

Cartografías del cuidado

Si bien la teoría periodística nos conduce a pensar en el tratamiento objetivo de las historias e información que se generen, para Anaiz y Greta esto queda desfasado de la realidad y se impregna en un falso discurso, pues, en palabras de ellas: “desde que escoges una historia, tienes un interés en ella; las historias crean los mundos que habitamos”. 

Las historias anteriores, se orientan a la búsqueda del bienestar común de la mujer, donde la autonomía, seguridad y pleno desarrollo son posibles a través del conocimiento y acción para detonar los discursos y acciones feministas. La politización y el diseño de políticas públicas en torno a este tema, es urgente para Anaiz, Greta y Mely Arellano, cofundadora de LADO B, quien moderó la charla.

La economía feminista, mencionada por Greta Rico durante la charla, es un campo de investigación y acción que también visibiliza las labores de cuidado como algo esencial, que intrínsecamente está ligado con el trabajo doméstico y específicamente con el trabajo no pagado que realizan las mujeres, no solo de México, sino del mundo.

También puedes leer: El periodismo será feminista o no será

Involucrarse en las historias contadas por las mujeres que han entrevistado, ha permitido a ambas periodistas aprender y entender muchas cosas, entre ellas: no caer en la redundancia de la revictimización, alejarse de las narrativas arcaicas sobre el cuidado materno —provenientes del amor de madre— y, sobre todo, discernir que las mujeres que cuidan lo hacen porque, a veces, no les queda de otra. 

Esto también forma parte de las audio-postales que Greta y Anaiz han realizado y que se han compartido en las redes sociales de LADO B, donde, de acuerdo con Greta, uno puede percatarse de que, en efecto, el amor y responsabilidad existen para atender los cuidados, pero no significa que exclusivamente por eso se cuide a las y los hijos.

La maternidad sin la mirada patriarcal 

También, las periodistas coincidieron en que el aislamiento derivado de la pandemia por COVID-19, puso un problema en común en la discusión pública: la complejidad de sostener un hogar siendo madre, una que no recibe un pago por cuidar a los infantes. Sobre esto, Greta Rico también mencionó, sobre los casos que documentaron, que “no sólo son mujeres cuidando [niñas o] niños huérfanos, es cuidar a niños [y niñas] con traumas, con impactos que no alcanzamos a dimensionar a nivel social”.

También puedes leer: Ángela Salazar, una mujer que preguntaba mucho y escuchaba demasiado

Por su lado, Mely Arellano coincidió con las periodistas sobre las posiciones precarias y complicadas en las que se encuentran las mujeres que se encargan de un hogar y una familia: un núcleo desgastado por narrativas patriarcales y no centralizadas en el discurso feminista. 

Este proyecto fotoperiodístico ha permitido conocer de cerca las situaciones de las mujeres, dejando a un lado el cliché del amor maternal como un instinto inapelable que las mujeres deben cargar. La politización de las condiciones de maternidad y cuidados, según Greta Rico, deben ser puestas sobre la mesa para realizar acciones, traducidas en políticas públicas.

***

El trabajo Cartografías del cuidado, pertenece a una labor fotoperiodística publicada en LADO B. Aquí puedes encontrar el reportaje de Anaiz Zamora y los fotorreportajes de Greta Rico.

También puedes visitar sus espacios en redes sociales, tanto en  Twitter como Facebook.

 

*Foto de portada: Greta Rico

Comparte
Autor Lado B
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : [email protected]
Suscripcion