Ciencia ficción escrita por mujeres: las recomendaciones de Gabriela Damián
Ante la invisibilización de las escritoras de ciencia ficción, te traemos las recomendaciones de la escritora Gabriela Damián sobre las pioneras en este género literario y otras autoras latinoamericanas
Por Gustavo Escalante @fumandoplanetas
08 de diciembre, 2020
Comparte

La ciencia ficción es el terreno de la literatura que nos hace imaginar el futuro, repensar el pasado y metaforizar el presente, así lo indicó Gabriela Damián, escritora de dicho género, durante el conversatorio «Ciencia ficción escrita por mujeres«, organizado por LADO B.

Teniendo esto en cuenta, nos parece importante repensar un pasado en donde las mujeres escritoras han sido invisibilizadas, para dar paso a un futuro donde no se les censure por ningún motivo (especialmente por su sexo, orientación sexual, identidad de género o expresión de género), bajo un presente que cuestione los obstáculos que enfrentan.

Dicha invisibilización hace necesario encontrar a las predecesoras literarias del género, reivindicarlas y compartirlas, destacó Gabriela Damián. Por ello, te dejamos aquí sus recomendaciones de las mujeres que han contribuido a la ciencia ficción.

Tal vez te interese: 7 libros para pasar la cuarentena con las niñas y niños

Las grandes influencias del siglo XX

  1. Los desposeídos, de Ursula K. Le Guin (1974)

Se trata de una ficción que narra el contraste entre dos mundos utópicos: uno de carácter capitalista y otro anarquista. A través de los matices entre los distintos órdenes sociales, la autora propone una reflexión en torno a la posición de las mujeres en la sociedad, el poder de las ideologías y la construcción de la realidad social mediante el lenguaje. 

  1. Mujer al borde del tiempo, de Marge Piercy (1976)

La obra cuenta la historia de una mujer con la capacidad de ver el futuro de la humanidad. Mediante su habilidad para vislumbrar el porvenir, la protagonista plantea dos destinos posibles para el mundo: uno donde la humanidad encuentra la manera de vivir en equilibrio con el ambiente, eliminando las distinciones raciales, sexuales, sociales, conviviendo en armonía comunitaria; y otro en donde la explotación y el consumo hacen de las personas el equivalente a una mercancía. Esta novela nos hace pensar hacia dónde se dirige nuestra sociedad.

  1. Kindred, de Octavia E. Butler (1979)

Esta es una historia de viajes en el tiempo que aborda el tema de la esclavitud en Estados Unidos a partir de un diálogo entre el pasado y el presente. Una chica afroamericana que vive en 1970 se transporta al periodo de la Guerra Civil estadounidense (1861-1865) y debe enfrentarse a la realidad de aquella época, en donde el racismo, la esclavitud y la falta de libertades para las mujeres son latentes.

Ciencia ficción latinoamericana

Asimismo, Damián invitó a conocer las obras de autoras latinoamericanas, como Maielis González y Sofía Barker –quienes producen el podcast Las escritoras de Urras, donde hablan de ciencia ficción hecha por mujeres–, Isa Prospero, Ana Rüsche, Teresa P. Mira de Echeverría, Giovanna Rivero, Laura Ponce, Solange Rodríguez, Andrea Chapela, Iliana Vargas y Libia Brenda.

Y señaló también la importancia de los encuentros de ciencia ficción femenina como espacios para conocer, abordar, crear y difundir las voces de las mujeres en la literatura. Destacó entre ellos: el festival «La máquina descontenta«, organizado por el colectivo Cuerpos parlantes; la convención la «MexiCona«, y el encuentro «Escritoras y cuidados«, todos ellos disponibles en YouTube y Facebook.

Gabriela Damián actualmente trabaja en un proyecto literario que se enmarcará en el contexto geográfico de México y que estará disponible el próximo año, pero cuenta con textos publicados disponibles en las antologías: La imaginación: la loca de la casa, Así se acaba el mundo: cuentos mexicanos apocalípticos, Festín de muertos: antología de cuentos mexicanos de zombis y Strange horizons. También ha publicado ensayos de corte feminista en el sitio Tierra Adentro y en la revista Letras Libres.

 

*Foto de portada: Voltamax

Comparte
Gustavo Escalante