Como si no existiera, danza contemporánea en casa desde LADO B
Este grupo de exploradoras de movimiento presentaron una coreografía en streaming que las vinculó a través de tomas casi cinematográficas
Por Ámbar Barrera @astrobruja_
12 de noviembre, 2020
Comparte

Eso que deseas, sea lo que sea (sea quien sea), se escapa. Te ves frente a una montaña imposible de escalar, o envuelto en una discusión entre el significado de “eternamente” y el de “jamás”. Es una pesadilla. Cuando despiertas, tu cuerpo está agitado, como después de bailar o de correr, y aunque llega la calma, sabes que la angustia en ese momento, fue real. 

De eso va Como si no existiera, una pieza de danza contemporánea coreografiada específicamente para presentarse a través de una plataforma de videoconferencia en streaming, y que el 7 de noviembre pudo apreciarse en vivo desde el Facebook de LADO B.

Desde la intimidad de las casas de cuatro bailarinas y un bailarín, con el liderazgo de Samantha Espinosa, hicieron gala, como exploradores de movimiento (así se denominan), del movimiento cursivo en la danza. 

Tal vez te interese: Los mejores momentos de Casas Vacías | Círculo de Lectura LADO B

El movimiento cursivo es una técnica en la danza que le permite a las y los danzantes crear sus propios discursos a través de una búsqueda con los movimientos del cuerpo y encontrando posibilidades para lo que quieren expresar, usando los objetos y recursos que tengan a la mano. 

En escenarios similares a los de su audiencia (salas, recámaras) Kritzia Amaro, Idalid Vargas, Fey Goli, Laura Molina y Josué Hermes se ayudaron de los muebles a su alrededor, de papel, su voz, e incluso de la posibilidad de composición visual con las cámaras, para interactuar o mostrar distintas perspectivas de una sola escena. 

El movimiento cursivo, cuenta Samantha Espinosa, nace de la necesidad de crear más allá de la danza convencional. Se busca hacer una danza más propia pero que al mismo tiempo pueda decir mucho al público. “Es reencontrarse con nuestro cuerpo, con el movimiento, y reencontrarnos también con el otro”, explica.

Como si no existiera, danza contemporánea en casa desde LADO B

Foto: Lado B | Facebook

“Así bailaba, y mientras seguía pasando contra la lluvia, soñaba eternamente, con la promesa de estar contigo y el tiempo no pasaba. Comprendo que jamás recibiré los reflejos de tu compañía, como si no existiera”, recitaron, por partes, dos de las bailarinas, en un acercamiento a sus labios, mientras en un tercer cuadro de vídeo, continuaba el movimiento-danza de otra bailarina. 

Los escenarios, aunque fueron siempre los mismos, se transformaron varias veces durante la transmisión, ya fuera por el movimiento de los muebles o la cámara.

Durante la charla posterior a la presentación, las creadoras coincidieron en que si bien la tecnología otorga nuevas herramientas y posibilidades (por ejemplo, para la creación colectiva a pesar de la distancia), lo que quiere expresarse, o la experiencia del espectador, tendría que resultar en la misma intensidad como si se viera en un escenario de manera presencial. 

Con esto, afirman que el arte seguiría cumpliendo su propósito emotivo y sensible, aunque cambien las herramientas y la plataforma.

***

La danza Como si no existiera y la charla posterior, la puedes encontrar en el siguiente enlace.

 

Comparte
Ámbar Barrera
Periodista, comunicóloga, fotógrafa, feminista y amante del arte.