Lado B
Sauntering: la palabra como trayecto
La lectura es el viaje de los que no pueden tomar el tren”, con esta cita de Francis de Croisset, me gustaría pensar la idea del camino como un ejercicio literario.
Por José Luis Prado @pepepradog
18 de enero, 2016
Comparte

Pepe-03-800x610.png

José Luis Prado

@pepepradog

[dropcap type=»1″]“L[/dropcap]a lectura es el viaje de los que no pueden tomar el tren”, con esta cita de Francis de Croisset, me gustaría pensar la idea del camino como un ejercicio literario. Ricardo Piglia, en alguno de sus ensayos, dijo: “Uno viaja para escribir”. En este sentido, podemos pensar que la literatura tiene su inicio y fin en el camino, pero en el libro Caminar: un elogio de David Le Breton (La Cifra, 2011) se lee “La especie humana comienza por los pies”. El libro del antropólogo francés David Le Breton es una invitación meditada acerca del mundo contemporáneo y su relación ―casi extinta― con el caminante, aquel que sabe, parafraseando al autor francés, que se camina porque sí. El autor de El tatuaje nos guía en un recorrido por diferentes escritores que gustaban de salir a caminar, entre ellos Robert Louis Stevenson, Henry David Thoreau, Basho, y algunos pensadores modernos como Gaston Bachelard o Roland Barthes.

El libro está divido en seis apartados: ‘El umbral del camino’, ‘El placer de caminar’, ‘Marchistas de horizonte’, ‘Marcha urbana’, ‘Espiritualidades de la marcha’ y ‘Fin del viaje’.

La primera parte es una introducción a la idea del caminar versus la vida contemporánea: “Errar parece un anacronismo en un mundo en el cual reina el hombre apresurado”, leemos en estas primeras páginas una meditación, una especie de nostalgia sobre el acto de caminar.

El apartado ‘El placer de caminar’, es un análisis detallado de la experiencia del cuerpo mientras se anda a pie porque “reduce la inmensidad del mundo a sus proporciones”; la duda entre hacerlo solo o acompañado, sin duda está más ligada a la contemplación, al abandono y, desgraciadamente, la presencia de alguien más la rompe, ya que la palabra obliga a comunicar; el silencio tiene una importante presencia ya que nos muestra la sonoridad del ambiente, Thoreau escribe: Reina en el aire una música sutil semejante al canto de las arpas aeólicas; para comprender el mundo, antes le hemos atribuido una significación, el caminante va en busca de nombres del siguiente lugar de descanso, elementos que van adquiriendo sentido mientras se avanza. El caminante es un lector del mundo.

En ‘Marchistas de horizonte’ Le Breton nos acerca, por medio de anécdotas, a las travesías de Cabeza de Baca, René Caillié, Richard Burton y Michel Vieuchange.

‘Marcha urbana’ es la relación del hombre que camina por su barrio, las calles que habita; en palabras de Le Breton, una experiencia afectiva y corporal. La diferencia en este tipo de marcha es la exigencia del cuerpo entero, se requiere de cada uno de los sentidos mientras uno se desplaza en la ciudad. Aunque, hay que tener en cuenta el concepto de Flâneur de Walter Benjamin, el paseante sin rumbo fijo, ya que esto define el arte de errar en la ciudad.

DSC_0772

Casi llegando al final del libro en ‘Espiritualidades de la marcha’, leemos algunas de las más importantes religiones y su relación con caminar; es decir, las peregrinaciones religiosas. Recordemos la etimología de sauntering, ligada a la idea de alcanzar simbólicamente una Tierra Santa. Sin embargo, en otras religiones también existe esta relación, por ejemplo en el budismo y el hinduismo son muestra de las largas marchas de sus monjes: “En lento caminar en los Himalaya se asemeja a una escalada de nube en nube”.

‘Fin del viaje’ qué importa el resultado mientras se tiene toda la experiencia acumulada del camino. Llegar al final de la escritura, de la última palabra es sólo el trayecto que se vislumbraba frente al umbral de la hoja blanca, en este sentido, el viaje, dice el antropólogo francés, es el que nos inventa.

Comparte
Autor Lado B
José Luis Prado
José Luis Prado ha sido becario del Fondo estatal para la cultura y las artes de Puebla en las emisiones 2011 y 2013 en la disciplina de cuento; publica en revistas nacionales e internacionales. Actualmente imparte talleres de cuento en la Escuela de Escritura y en los talleres artísticos de la BUAP.
Suscripcion