Lado B
Familiares de personas desaparecidas de Puebla se reúnen con ONU
En el marco de la visita del Comité contra la Desaparición Forzada de la ONU, familias de personas desaparecidas de Puebla se reunieron este domingo con representantes del mismo para compartir el crítico panorama de las desapariciones en la entidad
Por Aranzazú Ayala Martínez @aranhera
23 de noviembre, 2021
Comparte

Este domingo 21 de noviembre el Comité contra la Desaparición Forzada de la ONU (CED, por sus siglas en inglés) se reunió con familiares de personas desaparecidas del estado de Puebla, quienes explicaron el panorama en la entidad y evidenciaron las fallas y omisiones de las instituciones dedicadas a la investigación y búsqueda de las y los desaparecidos.

Lunes.png

Esta visita es histórica pues el Estado Mexicano se negaba a recibir al CED, quien desde 2013 manifestó interés por venir al país ante la preocupante crisis de desapariciones que hasta ahora ha dejado a poco más de 90 mil personas sin ser localizadas. La reunión que tuvo con familiares de Puebla se dio en el marco de una jornada de encuentros con colectivos en Ciudad de México de diferentes estados del país (como Querétaro e Hidalgo), a los que el CED no pudo ir personalmente pero cuya situación considera necesario conocer.

Es importante destacar que el alcance de la visita del Comité va más allá de una recomendación, y el informe que generen a partir de las reuniones no sólo con autoridades sino principalmente con familiares, el cual se publicará en 2022, puede implicar una sanción al Estado Mexicano, lo cual puede derivar en acciones concretas para poner un fin a la crisis de desapariciones.

Reunión se da por iniciativa de colectivos

El Colectivo Voz de los Desaparecidos en Puebla junto con el Colectivo Uniendo Cristales Huauchinango Puebla, la Clínica Jurídica Minerva Calderón y el Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría SJ (Idhie) de la Universidad Iberoamericana Puebla enviaron una petición por escrito al Comité, invitándoles a reunirse con las familias en la entidad, y pidiendo un espacio de interlocución para compartir la preocupante realidad que se vive.

También puedes leer: “No podemos esperar a que la desaparición sea un tema prioritario”

En el documento enviado por los colectivos resalta que, de acuerdo con datos oficiales del Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (Rnpdno) de la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB), entre el 15 de marzo de 1964 y el 29 de octubre de 2021 hay en Puebla 2 mil 143 personas aún desaparecidas. El fenómeno ha crecido en la entidad a partir de 2014, afectando principalmente a mujeres, quienes representan 55 por ciento del total de personas sin localizar; esto, aunado a que en la entidad se encontraron al menos 51 fosas clandestinas entre 2015 y 2020.

El argentino Horacio Ravenna, vicepresidente del CED, fue quien se reunió personalmente con integrantes de “Voz de los desaparecidos” y “Uniendo Cristales”, en un encuentro a puerta cerrada en el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Prodh) en la Ciudad de México. 

En entrevista posterior al encuentro, María Luisa Núñez Barojas, fundadora del colectivo Voz de los desaparecidos y madre de Juan de Dios Núñez —desaparecido el 28 de abril de 2017 en Palmar de Bravo—, dijo que el haber estado con los integrantes del CED es “una luz en este camino de penumbras que llevamos caminando por muchos años”. 

CED puede sancionar a Estado y exigir acciones concretas

Familiares de personas desaparecidas de Puebla se reúnen con ONU

Familias de Puebla, Querétaro e Hidalgo con el CED / Foto: Colectivo Voz de los Desaparecidos en Puebla

La reunión entre el CED y los colectivos fue especialmente esperanzadora, comentaron familias, porque el Comité desde su competencia puede generar incidencia para que las instituciones verdaderamente trabajen en la investigación y búsqueda de sus seres queridos.

Esto se debe a que el artículo 34 de la Convención Internacional para la Protección de todas las Personas contra las Desapariciones, determina que si el CED “recibe información que, a su juicio, contiene indicios bien fundados de que la desaparición forzada se practica de forma generalizada o sistemática en el territorio bajo la jurisdicción de un Estado Parte, y tras haber solicitado del Estado Parte interesado toda la información pertinente sobre esa situación, podrá llevar la cuestión, con carácter urgente, a la consideración de la Asamblea General de las Naciones Unidas, por medio del Secretario General de las Naciones Unidas». 

También puedes leer: País de lloronas: hablar de la desaparición desde el teatro

Es decir, partiendo de las reuniones que el CED tenga con autoridades y familiares, y el informe que publicará en 2022, podría sancionar al Estado Mexicano; lo que, a su vez, podría derivar en acciones concretas para buscar a personas desaparecidas y evitar que este fenómeno continúe.

“Ya no se necesitan leyes e instituciones, se necesita voluntad real de hacer las cosas. Es muy sencillo, porque si las familias hemos encontrado (a personas desaparecidas) con vida y sin vida, sin recursos, sin capacitación, sin saber, el Estado que tiene todos los recursos a su disposición puede hacerlo si quiere”, dijo María Luisa.

“Quienes podemos hablar con la verdad de lo que realmente pasa somos nosotros”

Para María Luisa y el resto del colectivo, que reúne a alrededor de cien familias de al menos 20 municipios de todo Puebla, lo más importante fue decirles a los expertos de la ONU de viva voz lo que pasan las familias, “para que el comité no se vaya con las mentiras que les puedan decir las comisiones de búsqueda, que les dicen las instituciones, porque quienes podemos hablar con la verdad de lo que realmente pasa somos nosotros [y nosotras]”.

Fernando Barrios, quien busca a su hermano Sergio Barrios Herrera, desaparecido el 8 de octubre de 2015 en Amozoc, dijo que celebra el encuentro con el Comité, en el cual pudieron darle a conocer a la ONU las fallas en el sistema de justicia, los errores de las dependencias de gobierno y todas las trabas a las que se han tenido que enfrentar durante años. Por ejemplo, la revictimización de las autoridades, el hecho de que les pidan dinero para investigar, el impedirles revisar sus Carpetas de Investigación (CDI), o el que no se realicen acciones de búsqueda.

Por su parte, Irma Orgen, fundadora de Uniendo Cristales, festejó también el que el CED escuchara directamente a las familias y no se reuniera sólo con organizaciones y autoridades. En su opinión, este es un primer paso importante para atender la crisis de desapariciones en México, pues la presencia del Comité tiene un gran peso político.

También puedes leer: Crisis forense en Puebla: más de mil cuerpos no identificados en Semefo

Los integrantes del CED estarán en México hasta el 26 de noviembre; durante dos semanas se reunirán con autoridades, organizaciones, periodistas y familias, escuchando de viva voz las experiencias en torno a las desapariciones. A más tardar, en mayo del 2022 presentarán el informe de lo que ocurre en México y se sabrá si el Estado Mexicano deberá responder con acciones concretas por las casi cien mil personas que siguen sin regresar a casa.

 

*Foto de portada: Familias de Puebla, Querétaro e Hidalgo con el CED / Foto: Colectivo Voz de los Desaparecidos en Puebla

Comparte
Autor Lado B
Aranzazú Ayala Martínez
Periodista en constante formación. Reportera de día, raver de noche. Segundo lugar en categoría Crónica. Premio Cuauhtémoc Moctezuma al Periodismo Puebla 2014. Tercer lugar en el concurso “Género y Justicia” de SCJN, ONU Mujeres y Periodistas de a Pie. Octubre 2014. Segundo lugar Premio Rostros de la Discriminación categoría multimedia 2017. Premio Gabo 2019 por “México, el país de las 2 mil fosas”, con Quinto Elemento Lab. Becaria ICFJ programa de entrenamiento digital 2019. Colaboradora de “A dónde van los desaparecidos”
Suscripcion