Lado B
La Corte lo ratifica: prohibida la siembra comercial de maíz transgénico en México
Con unanimidad, la Suprema Corte de Justicia de la Nación negó el amparo en revisión 1021/2019, promovido por las empresas Bayer-Monsanto, Syngenta, PHI México y otras, con el que buscaban levantar una sentencia que prohibió la siembra comercial de maíz transgénico en México
Por Pie de Página @
14 de octubre, 2021
Comparte

Alejandro Ruiz

Este miércoles, la primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) negó con unanimidad el amparo en revisión que promovieron en 2016 las empresas Bayer-Monsanto, Syngenta, PHI México y otras, para levantar la Medida Precautoria que prohibía definitivamente la siembra comercial de maíz genéticamente modificado en México.

Lunes.png

En el proyecto de resolución, elaborado por la ministra Norma Lucía Piña Hernández, se establece que en ningún momento la sentencia de 2016 contradecía los principios de seguridad jurídica y discrecionalidad, argumentos que invocaron las empresas para levantar la Medida Precautoria.

Los integrantes de la Colectividad Demandante en Defensa del Maíz destacaron en un comunicado que la resolución posibilita a jueces para que puedan dictar las medidas pertinentes para proteger los derechos e intereses de una Colectividad y destacaron que la Corte rechazó 130 argumentos calificaron como «huecos y falaces».

Este fallo de la Corte representa que en México sigue siendo prohibido el cultivo comercial de maíz transgénico, mientras que el cultivo experimental está permitido bajo ciertas condiciones, como la previa notificación a un juez.

Aunque la ratificación de la Corte implica un avance en las restricciones que, desde 2002, colectivos y organizaciones en defensa del maíz han promovido para prohibir el cultivo de organismos genéticamente modificados en México, aún quedan temas pendientes en la agenda para lograr este cometido en el país.

Una larga lucha inacabada 

La Corte lo ratifica: prohibida la siembra comercial de maíz transgénico en México

Foto: Kau Sirenio

En 1988 el gobierno mexicano autorizó, por primera vez, la realización de las primeras pruebas de campos de cultivo de jitomate genéticamente modificados, o transgénico.

Este hecho comenzó a abrir la puerta para que este tipo de pruebas comenzaran a aplicarse con otros cultivos como el maíz, la soya y el algodón.

Los efectos en la contaminación de los plantíos fueron evidentes, particularmente en los de  maíz, donde la acelerada introducción de los transgénicos a partir de la firma del TLCAN afectó a las variedades de maíz nativo, así como a los suelos y otros cultivos asociados a la milpa como la calabaza.

Esto orilló a que, en 1998, la recién formada Comisión Nacional de Bioseguridad Agrícola (CNBA) estableciera una moratoria a la siembra de maíz genéticamente modificado en todo el país, ya que como en otras regiones de Mesoamérica, México es considerado como un centro de origen del cultivo.

Continuar leyendo en Pie de Página

*Foto de portada: Kau Sirenio 

Comparte
Autor Lado B
Pie de Página
Suscripcion