Lado B
FGR incumple sus obligaciones para frenar la crisis forense
Mientras México atraviesa una crisis forense declarada por las propias autoridades federales, la Fiscalía General de la República excedió por 2 años el plazo para crear los registros que agilizarían la identificación de decenas de miles de cuerpos sin nombre
Por Lado B @ladobemx
07 de mayo, 2021
Comparte

Efraín Tzuc | A dónde van los desaparecidos

¿Qué pasaría si México contara con una base de datos de cuerpos sin identidad, sus características y el lugar exacto en el que están resguardados? ¿Y si también hubiera un banco con información genética de estos cuerpos y de los familiares que buscan a sus parientes desaparecidos? ¿Y si, además, las autoridades de todo el país pudieran cotejar en cualquier momento ambos registros? Estas herramientas deberían existir pero la Fiscalía General de la República (FGR) lleva 2 años incumpliendo su obligación de echarlas a andar.

Lunes.png

La FGR estaba obligada a cumplir el Banco Nacional de Datos Forenses, con los registros genéticos tanto de cuerpos sin nombre como de familiares que buscan a sus seres queridos del todo el país, y el Registro Nacional de Personas Fallecidas No Identificadas y No Reclamadas, dos herramientas clave que agilizarían la identificación de más de 38 mil 500 cuerpos. La ley general en materia de desapariciones exigía a la FGR tenerlos desde enero de 2018.

En un momento en que más de 87 mil personas se encuentran desaparecidas, y que las propias autoridades federales han declarado una crisis forense en el país, la Fiscalía dirigida por Alejandro Gertz Manero ha reconocido -cada que se le pide información pública- que no cuenta con avances para implementar los registros forenses a su cargo

No tiene avances, según respondió a peticiones de información realizadas por A dónde van los desaparecidos en noviembre de 2020 y nuevamente en febrero de este año. Tampoco los órganos fiscalizadores los conocen.

La falta de estos registros condena a las familias buscadoras a peregrinar en morgues de distintos estados, viendo cientos de fotografías de cuerpos asesinados intentando identificar a sus seres queridos, como ocurre con las familias del colectivo Buscando Personas, Verdad y Justicia, de Aguascalientes, que, como indica esta historia, viajan a consultar estos archivos en el estado vecino de Jalisco, donde fueron desaparecidos sus hijos e hijas.

También puedes leer: Narrativas y memorias: hablar de las desapariciones desde el arte

“Hay posiblemente más de 37 mil cuerpos en manos de las autoridades locales y federales, y eso sin duda es por una falta de comunicación y de tener estos bancos de datos genéticos, el registro de personas fallecidas y después seguirían lo de las exhumaciones. Toda esta información debe de estar concentrada y debe de existir para que los desaparecidos puedan encontrar el camino de retorno a casa”, señaló José Ugalde, vocero del Movimiento por Nuestros Desaparecidos de México e integrante del colectivo Desaparecidos Justicia Querétaro.

El Consejo Nacional Ciudadano, un órgano independiente que supervisa al Sistema Nacional de Búsqueda de Personas, tampoco ha recibido información sobre la implementación de las herramientas forenses:

“No tenemos idea sobre los avances del Registro (Nacional de Personas Fallecidas No Identificadas y No Reclamadas) propiamente dicho porque más allá de la información que puedan recopilar con motivos de esa actuación en fosas clandestinas o trabajando con cuerpos de personas fallecidas pues les toca coordinar el Registro Nacional y no tenemos claro los avances que hay sobre ese tema”, declaró Volga de Pina, vocera del anterior Consejo.

Cuerpos enterrados seguirán en el olvido

FGR incumple sus obligaciones para frenar la crisis forense

En México hay más de 85 mil personas desaparecidas y 39 mil cuerpos sin identidad. / Foto: Efraín Tzuc

El Programa Nacional de Exhumaciones e Identificación Forense, también a cargo de la Fiscalía General, debe incluir listados de panteones, cementerios y lugares de inhumación ilegales con información sobre los cuerpos enterrados en ellos, y definiría las estrategias regionales y locales para desenterrarlos y proceder a su identificación, pero la Fiscalía apenas reporta como avance un diagnóstico levantado a inicios de 2019 que aún no termina de elaborar.

A pesar del inconcluso diagnóstico, la FGR también reportó que ya cuenta con un borrador del Programa pero se negó a entregarlo porque contiene elementos que “que no han sido aprobados por las autoridades correspondientes e instituciones partícipes en la implementación y ejecución de dicho programa”, según documentos entregados a este medio vía solicitudes de información.

La magnitud del problema que la Fiscalía General ha desatendido es de más de 21 mil 200 cuerpos que han sido enterrados en fosas comunes de panteones de todo el país, según reveló una investigación de A dónde van los desaparecidos y Quinto Elemento Lab en septiembre del año pasado.

El desorden en las inhumaciones también ha provocado que se pierda el registro de la ubicación de los cuerpos dentro de los mismos panteones, como sucedió con Cosme Humberto Alarcón Balderas, un joven de 16 años cuyo cuerpo las autoridades de Coahuila enviaron a una fosa común desde 2011 pero a la fecha no han logrado dar con él y entregarlo a su madre, Marcela Balderas.

“No ha habido una directriz de parte de la Fiscalía General de la República para poder de una manera estandarizar, para poder incorporar toda la información que se tiene suelta en los diferentes estados, en los diferentes ámbitos, ya sea registros forenses, huellas dactilares, todo lo que mandata la Ley (General en materia de Desapariciones), y que esto a su vez pueda estar disponible para consulta, no solamente de la Comisión Nacional de Búsqueda, también de las Comisiones Locales de Búsqueda”, denunció Martín Villalobos, también vocero del Movimiento por Nuestros Desaparecidos de México, una organización que agrupa a más de 70 colectivos de familiares que buscan a sus seres queridos desaparecidos.

Continuar leyendo en A dónde van los desaparecidos

 

*Foto de portada: Autoridades federales contabilizan mil 606 fosas clandestinas y 2 mil 736 cuerpos exhumados, menos de la mitad han sido identificados. / Foto: Efraín Tzuc

Comparte
Autor Lado B
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : [email protected]
Suscripcion