Dexametasona reduce mortalidad en enfermos más graves de COVID-19
La comunidad científica reclama ahora la publicación de los datos del ensayo clínico británico Recovery para su revisión.
Por Agencia SINC @
18 de junio, 2020
Comparte

Los responsables de un ensayo clínico llamado Recovery, que se está llevando a cabo en Reino Unido, han anunciado en un comunicado de prensa que la dexametasona, un esteroide barato y de uso común, redujo las tasas de mortalidad en alrededor de un tercio entre los pacientes más graves de COVID-19 que precisaban respiración asistida. El fármaco no demostró beneficios entre los enfermos más leves. El anuncio ha suscitado controversia porque el comunicado no va acompañado por los datos del estudio.

El fármaco redujo las tasas de mortalidad en alrededor de un tercio entre los pacientes más graves de COVID-19 que precisaban respiración asistida

Los resultados preliminares, que no han sido aún revisados por pares, indican que este fármaco, utilizado para reducir la inflamación en otras enfermedades como la artritis, podría convertirse en un tratamiento estándar en los pacientes más graves de la enfermedad pandémica, según los investigadores que dirigieron los ensayos.

También puedes leer: Por rechazo a vacunas peligra la inmunidad de grupo contra COVID-19

El ensayo de Recovery incluyó a 2.104 pacientes a los que se les administró una dosis relativamente baja de 6 miligramos de dexametasona durante 10 días. Cuando se compararon sus resultados con los de 4.321 pacientes que recibían atención estándar, se comprobó que el esteroide redujo las muertes en un tercio en los enfermos que estaban con respiradores y en un quinto en los que recibían oxígeno suplementario de otras maneras, según estas fuentes.

Continuar leyendo en Agencia SINC

Suscríbase al boletín COVID-19 de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie.

*Foto de portada: melvil | Wikimedia Commons

Comparte
Agencia SINC