Lado B
Sonideros: un ritual de música y baile
El sonido es una vorágine oscura con luces parpadeantes que se traga a los danzantes. Los jala hacia un vórtex donde resuenan los bajos de las cumbias y los pies son revoltijo de saltos, de vueltas que marean, de personas empujándose para poder ver a la pareja que está en el centro del círculo, como un ritual de grandeza
Por Marlene Martínez @Qu3tzal
29 de agosto, 2014
Comparte

NoficcionBanner600-2.png

 

«El sonido es una vorágine oscura con luces parpadeantes que se traga a los danzantes. Los jala hacia un vórtex donde resuenan los bajos de las cumbias y los pies son revoltijo de saltos, de vueltas que marean, de personas empujándose para poder ver a la pareja que está en el centro del círculo, como un ritual de grandeza, como compitiendo para adueñarse por un momento de todo el baile y dejarse marear por el sonido que aturde y los colores de las cincuenta robóticas que cuelgan del gran soporte, como campanas que caen y suenan entre gotas que reflejan, en azul y verde, la música que sale de la jaula donde está Miguel.

Marlene Martínez

@Qu3tzal

Foto: Marlene Martínez

Foto: Marlene Martínez

Foto: Marlene Martínez

Foto: Marlene Martínez

Foto: Marlene Martínez

Foto: Marlene Martínez

Foto: Marlene Martínez

Foto: Marlene Martínez

Foto: Marlene Martínez

Foto: Marlene Martínez

Foto: Marlene Martínez

Foto: Marlene Martínez

Foto: Marlene Martínez

Foto: Marlene Martínez

Foto: Marlene Martínez

Foto: Marlene Martínez

Foto: Marlene Martínez

Foto: Marlene Martínez

Foto: Marlene Martínez

Foto: Marlene Martínez

Foto: Marlene Martínez

Foto: Marlene Martínez

Foto: Marlene Martínez

Foto: Marlene Martínez

Foto: Marlene Martínez

Foto: Marlene Martínez

Comparte
Autor Lado B
Marlene Martínez
Egresada de la Licenciatura en Comunicación. Fotógrafa, apasionada de la lectura y la escritura. Ha sido asistente de producción, directora de arte y asistente de arte en producciones locales y no tanto.
Suscripcion