Lado B
Carlos Arellano está ruborizado
Crónica de un homenaje
Por Lado B @ladobemx
17 de febrero, 2014
Comparte
CarlosArellano01

Foto: Marlene Martínez

Eric David Montero

@ericdmontero

Son 9:40 de la noche, la señal de la radio se pierde con cada metro que avanza el autobús  que se acerca a la población de Tepatlaxco de Hidalgo. En la frecuencia de Radio BUAP apenas se logra escuchar el final de un concierto-homenaje en honor a uno de los pioneros del movimiento rupestre en Puebla: Carlos Arellano.

El hombre mayor de 50 años está ruborizado, “¿y ahora qué hago con mi ego?”, se pregunta. Los asistentes al teatro de la ciudad están atentos a cada una de sus palabras, ríen  cuando lo escuchan chacotear. De sobra sabe que el tiempo ha pasado, aguantar 30 años en la música no es nada fácil.  Y a modo de sátira dice: “un ratito cotorreo con la raza, y después tempra el viejito a la cama”.

Foto: Marlene Martínez

Foto: Marlene Martínez

Seguramente quienes estaban presentes en aquel viejo teatro no evitaron las lágrimas por el pequeño discurso poético que estaba pronunciando. Minutos antes tocó algunas de sus canciones, las que más suelen pedir en sus conciertos.

Los sobrevivientes del movimiento rupestre estaban reunidos: Nono Tarado, Tierra Baldía, Rafael Catana; algunos más jóvenes como la cantante Aletya Serrano, Caca de Gato, Serpiente Elástica, Iván García y los Yonkis; también rifaron Cuarto Blanco, Gerardo Encizo, Nina Galindo y Armando Rosas. Cada uno a su estilo versionó una rola de Carlos Arellano, que ha sido de gran influencia para todos ellos. Incluso hizo arreglos musicales para algunas de las agrupaciones presentes.

Foto: Marlene Martínez

Foto: Marlene Martínez

Los primeros en tocar fueron Cuarto Blanco, haciendo una versión rockera de “Dos días”, pero también erótica gracias a la voz de María Carrillo. Inmediatamente llegó Tierra Baldía, con “Gente Loca”, cuyas armonías estaban llenas de cadencia.

La banda estuvo presente porque Carlos Arellano fue uno de los miembros fundadores, la canción fue incluida en el primer y único  disco homónimo “Tierra Baldía”, grabado en 1987, tiempo en que la cultura rock en Puebla era para unos cuantos y no se contaban espacios para promoverlo.

A Nono Tarado le tocaba interpretar “Perra guardiana”, sin embargo confesó que escuchó la canción pero no hizo la tarea, así que tocó algo de su repertorio. Entre el público, un grupo de cantantes urbanos le aplaudían y gritaban eufóricos por su participación.

Foto: Marlene Martínez

Foto: Marlene Martínez

Iván García y los Yonkis, La Trola y Aletya Serrano pertenecen a la nueva generación de músicos  alternativos en Puebla, cada uno ha tenido sus logros, cada uno ya tiene un estilo forjado que va desde el folk, el punk rock y por supuesto el género rupestre. Sonaron canciones como: “Bendigo Maldigo”, “Balada para los hombres de poder” y “Amor Veloz”.

Foto: Marlene Martínez

Foto: Marlene Martínez

El blues no podía quedarse atrás, Serpiente Elástica hizo de las suyas tocando “Gato de Azotea”, y ni hablar de Arturo I. Waldo y José María Camargo, que versionaron “Todo te Puede Pasar”, una crónica musical de las calles de la ciudad de Nueva York escrita hace 20 años, que aplica para cualquier urbe.

Foto: Marlene Martínez

Foto: Marlene Martínez

A todos y cada uno de los que participaron Carlos les agradeció por ese homenaje a sus 30 años de carrera. Un homenaje organizado por los periodistas Moisés Ramos, Hugo Cabrera y Wendy Pardo, que se celebró estando Arellano vivo, consciente y en pleno uso de sus facultades, aunque ruborizado y seguramente, como dijera Pedro Vargas: “muy agradecido, muy agradecido, muy agradecido”.

Comparte
Autor Lado B
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : [email protected]
Suscripcion