Lado B
Una confrontación azul en tres tiempos
 
Por Lado B @ladobemx
04 de septiembre, 2012
Comparte
120903PSCcongreso06-450x291.jpg

Foto: Es Imagen

Ernesto Aroche Aguilar

@earoche

La lucha en Puebla por el control del Partido Acción Nacional (PAN) se desató este lunes cuando el grupo del gobernador del estado lanzó la cargada, primero desde las páginas del diario Reforma a través de un desplegado para obligar a la renovación de la dirigencia estatal, y unas horas después a través del Congreso del estado al aprobar en menos de 3 horas una reforma promovida por el diputado Edgar Antonio Vázquez Hernández –que beneficia al grupo del gobernador Rafael Moreno Valle– para retrasar hasta febrero de 2013 el inicio del proceso electoral.

La medida permitirá al gobernador del estado librar la posibilidad de que Juan Carlos Mondragón Quintana, el actual dirigente estatal, se mantenga al frente del instituto político pues de acuerdo con los estatutos azules no se puede renovar la dirigencia tres meses antes del inicio formal de un proceso electoral, para impulsar en su lugar a la recién nombrada diputada Blanca Jiménez Castillo –quién por cierto aparece como responsable del desplegado citado.

La confrontación pasó, en un tercer momento, al Consejo Ejecutivo Nacional del blaquiazul que tenía enlistado definir en su sesión de la noche del lunes si se prorrogaba el mandato de Mondragón Quintana un año más o no. Tras una larga discusión el CEN aprobó la conformación de una comisión compuesta de seis integrantes, dos por cada bando local y una tercer pareja designada por la dirigencia nacional que tendrá a su cargo definir en un plazo de dos semanas la situación en el PAN poblano, por lo pronto, Mondragón se mantiene aún al frente del instituto político.

Llegó a las 8:00 AM

Y aunque se trata de una confrontación azul en la batalla que se vivió este lunes la gama de colores incluyó tricolores, azul aqua y hasta amarillos.

El aliancista Enrique Nácer, presidente de la comisión permanente, tuvo que convocar de último minuto a una sesión urgente la mañana de este lunes, reunión que se tenía programada para el miércoles 5, para resolver sobre la propuesta del grupo afín al gobernador del estado.

Para ese momento ya se conocía el desplegado firmado por panistas e incluso por no panistas como la diputada Josefina Buxadé, que si bien está inscrita en la bancada azul no milita en ese partido, en donde se le hacía saber al presidente nacional de ese instituto político su pronunciamiento “a favor de que, tal y como lo establecen los tiempos estatutarios, en octubre próximo se lleve a cabo la sesión del Consejo estatal en la que de manera libre y transparente, elegiremos a quien llevará las riendas del partido en el estado”.

Tan pronto como fue presentada la propuesta de reforma al Código de Instituciones y Procesos Electorales del Estado de Puebla (Coipep), la comisión permanente remitió el documento a la Comisión de Gobernación que ya esperaba para sesionar a pesar de que su presidente, el panista Juan Carlos Espina Von Roerich, uno de los pocos diputados que el ala dura del PAN tiene en el Congreso, no fue notificado del encuentro.

Eran recién las 9:30 cuando la puerta de la comisión se cerró para analizar y discutir el documento, una hora después el dictamen estaba listo, pasaría al pleno que ya comenzaba a poblarse sin modificarle una coma.

El revuelo causado por la rapidez y la forma en que se operó la modificación al Coipep trascendió los limites físicos y llegó también a las redes sociales, y desde ahí la diputada Ana María Jiménez, una de las que votaría en contra de la propuesta, encaró a su coordinador parlamentario –alineado en el grupo afín al mandatario– Mario Riestra Piña.

Pero poco había por hacer, la iniciativa, que ni siquiera fue leída ante el pleno del Congreso, fue aprobada con 34 votos a favor –entre ellos los de las fracciones del PRI, PAN, PRD, PT, MC y PVEM— y sólo dos votos en contra: el de Espina Von Roerich y el de la diputada.

El movimiento del grupo político del gobernador se produjo después de que el viernes pasado estuviera en Puebla Juan Manuel Oliva Ramírez, secretario adjunto de Elecciones del CEN del PAN, quien hizo público su respaldo a la permanencia del líder poblano.

Es oneroso

120903PSCcongreso21-450x300.jpg

Foto Es Imagen

En su justificación para promover reforma al Coipep que modifica la fecha del inicio de las elecciones de noviembre a la primera semana de febrero, Vázquez Hernández aseguró que un cambio tan brusco en los procesos electorales para hacerlos concurrentes genera inestabilidad y mayores gastos.

Vázquez Hernández rechazó además que fuese una propuesta al vapor que responde a la situación política que se vive al interior de ese instituto político y asegurando que era un tema que ya venía estudiando desde antes, aunque el diputado se acaba de reintegrar al legislativo tras perder en su intento por llegar a San Lázaro en julio pasado.

Al momento del debate parlamentario el legislador se mantuvo en su curul como mero espectador.

La aprobación fue cuestionada por la cúpula empresarial, Franco Rodríguez, dirigente del Consejo Coordinador Empresarial en el estado, señaló: “lo que más nos preocupa, es que no cuiden las formas que legitiman decisiones. El mensaje que se manda a los ciudadanos es el desencanto que ya de por sí se vive en nuestra democracia. Es una pena que el camino sea a piedras y palos”.

Un pequeño detalle

Por la noche el portal de noticias e-consulta dio a conocer que la aprobación de tan rápida que hizo pasó por alto modificar también la Constitución con respecto a la fecha de arranque del proceso local.

Y es que en el último párrafo de la fracción II del artículo 3 de la Carta Magna poblana, dice: “El Consejo General se reunirá en la segunda semana del mes de noviembre del año anterior a la etapa de la jornada electoral para declarar el inicio del proceso electoral”.

Comparte
Autor Lado B
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : [email protected]
Suscripcion