Lado B
Anuncian medidas tras protestas en Cuba; medicinas se podrán importar libremente
Gobierno cubano suspende “con carácter excepcional” el límite de entrada de alimentos, aseo y medicamentos como equipaje acompañado a partir del 19 de julio y hasta el 31 de diciembre
Por El Toque @eltoquecom
15 de julio, 2021
Comparte

El gobierno cubano anunció este miércoles 14 de julio un grupo de medidas que responden, muy básicamente, a las demandas sostenidas por la población hace meses y otras a las expresadas en las protestas del estallido social iniciado este 11 de julio.

Whats.png

La decisión más relevante fue suspender, “con carácter excepcional”, el límite de entrada de alimentos, aseo y medicamentos como equipaje acompañado a partir del 19 de julio y hasta el 31 de diciembre. Según el Primer Ministro cubano, Manuel Marrero, se trata de una medida que responde a “un reclamo hecho por muchos viajeros”.

Marrero explicó que para importar libremente estos artículos, deben estar diferenciados del resto del equipaje. La decisión abarca a todos los aeropuertos del país, con excepción de los situados en Cayo Coco y Varadero. “Usted puede traer la cantidad de alimentos, la cantidad de productos de aseo y cantidad de medicamentos que usted desee”, aclaró.

El primer ministro también habló de los apagones que azotan al país, otra vez, desde mediados de junio. Según Marrero Cruz las interrupciones “se previeron de una forma y se aplicaron de otra”, y aunque vaticinó una posible recuperación en el corto plazo, precisó que la reserva de generación no será suficiente aún para cubrir toda la demanda. El ex-ministro de Turismo argumentó que la sincronización de la termoeléctrica Antonio Guiteras, de Matanzas, con el sistema nacional permite dar cierta estabilidad energética, pero no total.

También puedes leer: ¿Por qué estallaron las protestas en Cuba?

Sobre la disponibilidad de las vacunas contra la COVID-19, cuya más rápida aplicación fue otro de los pedidos en las manifestaciones del domingo, Manuel Marrero dijo que para finales de agosto el 60% de la población cubana estará vacunada y el 80% tendrá al menos una dosis. Anunció que la vacunación en niños y adolescentes entre 3 y 18 años comenzará en septiembre, en un intento de acelerar el proceso para lograr la inmunidad total para finales de año. Precisó que la Isla de la Juventud ya inmunizó a su población adulta y que a nivel nacional se comenzó por territorios con una situación epidemiológica “complicada”.

Al hablar sobre la alimentación, Marrero se limitó a explicar un mecanismo provisional para permitir la adquisición de los productos de la libreta de abastecimientos por personas que viven fuera del área donde están inscritos. Según el Primer Ministro, la medida podría beneficiar a más de 300 000 cubanos, muchos de ellos residentes en otras provincias y que se han visto imposibilitados de adquirir alimentos y productos de aseo de venta normada debido a las restricciones de movimiento impuestas para frenar el aumento de casos de COVID-19. Este asunto fue una de las peticiones iniciales desde que comenzaron a aplicarse medidas contra la pandemia en Cuba, pero hasta ahora no obtuvo respuesta.

El mecanismo realizará la localización de personas en esta situación, cancelará temporalmente el registro del cliente en la Oficina de Consumidores de origen (conocida popularmente como Oficoda) y entregará un documento provisional para adquirir todos los productos de la canasta básica en la red de comercio correspondiente a la vivienda habitada.

Respecto a la disponibilidad de medicamentos, el primer ministro reconoció que hoy faltan antibióticos, analgésicos, ansiolíticos, anticonceptivos, vitaminas, productos de uso estomatológico y fármacos para controlar la presión arterial. Asimismo, manifestó que ya están disponibles las materias primas para la producción de medicamentos nacionales, pero que se priorizarán aquellos empleados para combatir la COVID-19, así como los destinados a pacientes de oncología, hemodiálisis e hipertensión. No mencionó cuántos de los 365 fármacos nacionales serán elaborados por el grupo BioCubaFarma y confirmó que no podrán garantizar estabilidad total en la oferta.

Entre las medidas anunciadas por el gobierno aparece la suspensión de la obligatoriedad de la escala de salarios en el sector empresarial. Según Alejandro Gil, ministro de Economía y Planificación, el director de la empresa tendrá la libertad de crear un sistema de pago a partir de un fondo de salario aprobado. Esta decisión, que supone ofrecerle mayor autonomía a las empresas, se irá implementando paulatinamente, expresó.

Continuar leyendo en El Toque

*Foto de portada: Ernesto Verdecia

Comparte
Autor Lado B
El Toque
Suscripcion