Lado B
Futbol desde la disidencia: equipos LGBT+ combaten la discriminación
En Puebla y Ciudad de México hay una lucha por fomentar el respeto y la visibilidad de la diversidad sexual que se da a nivel de cancha
Por Valeria Rodríguez @Varona92
29 de abril, 2021
Comparte

David Domínguez es uno de los fundadores de Las Mamix, un equipo de futbol siete en Puebla que es abiertamente LGBT; él y su compañero de equipo, Óscar Alarcón, cuentan que cuando los jugadores del equipo contrario los veían llegar al campo, hacían comentarios despectivos o los incomodaban a tal grado que debían terminar antes sus partidos. 

Jueves-1.png

Y es que aunque el futbol es uno de los deportes más populares de nuestro país, aún tiene conductas machistas muy arraigadas en su práctica, y son los pequeños equipos en las ligas locales y amateur quienes luchan para darle visibilidad a la diversidad sexual  en el deporte y de esta manera, poco a poco, generar espacios más incluyentes y libres de agresión

Moisés Hernández, psicólogo y coordinador de La hora Segura en It Gets Better México explica, en entrevista para LADO B, que por desgracia el deporte ha servido para reafirmar estereotipos machistas que asocian la masculinidad con la rudeza, como la homofobia y la misoginia. Esto ha provocado que tanto a las mujeres como a las personas de la comunidad LGBTTTI+ se les excluya de estos espacios deportivos. 

El entrenador de porteros Emilio Coca considera que gran parte del problema radica en que “La mayoría de directivos, aficionadas y aficionados e incluso jugadores, no salen de la burbuja de que el fútbol es para hombres por ser un deporte de contacto”.

La sexualización, discriminación y bullying

Futbol desde la disidencia: equipos LGBT+ combaten la discriminación

Foto: TitiNicola | Creative Commons

Moisés Hernández comenta que el bullying se sigue normalizando en el deporte y en muchas ocasiones este puede llegar a tener un tono homofóbico o transfóbico, ya que es una herramienta que las personas heterosexuales usan con el afán de reafirmar una supuesta y falsa superioridad ante las personas LGBTTTI+. 

Además, el psicólogo explica que hay diferentes prejuicios que estigmatizan a la comunidad  LGBTTTI+ y que les dificulta integrarse a estos espacios, el principal es el de la sexualización, es decir, la suposición de que alguien tiene intenciones sexuales todo el tiempo. 

Tania, una chica lesbiana que juega en el equipo Juventus de la liga local femenil Sanctorum, cuenta que para ella ha sido un poco difícil jugar con sus compañeras de equipo porque las parejas de las chicas la juzgaban: sus novios la atacaban con “comentarios pensando que [se] aprovechaba de ellas”, cuenta.

Sin embargo, es importante entender que “[las personas en la comunidad LGBTTTI+] también tienen amistades heterosexuales e incluso de su misma orientación o identidad y no por eso se entablan intercambios románticos”, aclara Moisés.

También puedes leer: Informarse y apoyar, el consejo para padres y madres de quienes salen del clóset

Equipos disidentes

Las Mamix (Puebla)

Las Mamix se fundó en el 2019 por cuatro amigos: Kyle Dzwonkowski, Julio Gutiérrez, Adrián Flores y David Domínguez. Todo comenzó como una manera de expresar su gusto por el futbol y conocer a más deportistas.

David y Óscar Alarcón cuentan que al principio algunas ligas se sentían incómodos con su orientación sexual, por lo cual no los querían integrar. Esto cambió cuando un amigo de ellos inició una liga y los incluyó sin problema. 

Ahora, dicen ambos jugadores, siempre tocan el tema de la comunidad LGBTTTI+ antes de cada encuentro y les piden respeto a sus adversarios. El equipo juega en la liga de fútbol siete Asociados F.C., actualmente está integrado por 13 chicos homosexuales y dos chicos heterosexuales. 

Futbol desde la disidencia: equipos LGBT+ combaten la discriminación

Foto: Las Mamix | Facebook

Azcatl México A.C (Ciudad de México)

Azcatl México A.C nació en 2008 junto con la liga “Azcapo gay”, única liga gay de futbol conocida en la Ciudad de México que actualmente cuenta con catorce equipos. El equipo está conformado por personas trans, lesbianas, y gays.

Todo inició como un ejercicio de visibilización en un partido de exhibición: mujeres trans contra mujeres lesbianas. La cancha se llenó, la lucha por obtener visibilidad siguió y poco a poco El Azcatl llegó a torneos nacionales, como el Pride Games 2020 en Guadalajara y la Copa LGBT tercera edición. También en torneos internacionales, como los Gay Games 2018, en París, Francia; IGLA Indoor World Champions, en Las Vegas, Estados Unidos y el Torneo Relámpago de Microfútbol 2019 en Colombia. 

“Somos una asociación sin fines de lucro que lucha por el derecho de las personas, tanto deportivo, como cultural y jurídico, hacemos muchas actividades y nos vinculamos con las instancias del gobierno para darle seguimiento a nuestras necesidades deportivas”, detalla para LADO B Noemí Arzate Miranda, encargada del área de atención a la diversidad sexual y de género en la alcaldía Azcapotzalco, quien actualmente juega fútbol en el equipo. 

Noemí, quien es mujer transgénero y activista, cuenta que ha pedido al Instituto del Deporte capacitaciones a todos los directivos y funcionarios de las alcaldías de la Ciudad de México para que sepan cómo tratar a la comunidad  LGBTTTI+ y que las categorías deportivas sean para todas y todos.   

Para el psicólogo Moisés Hernández es importante que, así como erradicamos las expresiones racistas y clasistas, erradiquemos las expresiones homofóbicas en el deporte, ya que la discriminación se debe trabajar como sociedad para luchar contra toda forma de intolerancia. 

***

Si buscas algún equipo inclusivo en tu localidad para jugar tu deporte favorito, puedes consultarlo en esta página:

https://orgullodeportivo.org/ 

 

*Foto de portada: Las Mamix | Facebook

Comparte
Autor Lado B
Valeria Rodríguez
Lic. en Ciencias de la Comunicación de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Me gusta investigar y hablar de diversos temas interesantes.
Suscripcion