Tótem Galería, puerta de acceso al arte del grabado en Puebla
Un pequeño proyecto independiente que busca recordarle a la gente que México es un país de grabadores
Por Ámbar Barrera @astrobruja_
26 de mayo, 2015
Comparte
Obra de Francisco Quintanar en El Tótem Foto: Ámbar Barrera

Obra de Francisco Quintanar en El Tótem
Foto: Ámbar Barrera

Ámbar Barrera

@Dra_Caos

El arte está en todos lados. Entre las calles de la Colonia San Manuel, por ejemplo, sobre Río Nazas entre San Claudio y Circunvalación, en el número 6132, arriba de ese zaguán blanco se lee en una estampa: Galería Tótem.

Carlos Flores Rom, artista gráfico poblano, abre todos los días las puertas de lo que a primera vista podría ser una cochera común, para ofrecerle a la comunidad un acercamiento diferente y más íntimo con la gráfica, el grabado y en general, el arte.

–El objetivo del Tótem es llegar a la comunidad, que sepan que no tienen que trasladarse al centro o ir a un museo para ver arte –cuenta el artista en entrevista para Lado B.

Cuando el taller-galería está abierto, la gente pasa y pregunta, curiosa, sobre los grabados expuestos en las paredes, lo que le da a Carlos la oportunidad de explicarles sobre las diferentes técnicas de la gráfica.

–Hacemos promoción y conciencia de la gráfica, que la gente conozca que es una técnica antiquísima, que difiere mucho de la pintura y que actualmente le damos un concepto contemporáneo. Buscamos rescatar la idea del grabado porque muchos jóvenes no saben que México es un país de grabadores, o que tenemos aquí en Puebla un museo de grabado pero no lo visitamos.

Desde 2014 Carlos Flores ha abierto su taller como una plataforma para difundir su trabajo y el de otros artistas gráficos de varias partes del país.

En el Tótem se ofrece permanentemente un taller de grabado, impartido por Carlos. Y a lo largo del año se busca ofrecer exposiciones y otros talleres sobre técnicas específicas que imparten los mismos artistas invitados a exponer.

–Desde diciembre del año pasado estaba parado todo por las vacaciones. Esos meses son meses flojos. Retomamos actividades este mes con el taller de experimentación gráfica y la exposición del maestro  Francisco Quintanar.

Cuerpo Deshabitado, de Francisco Quintanar

Francisco Quintanar es un artista originario de Ciudad Nezahualcóyotl y tiene ya más de 20 años de trayectoria como artista gráfico. Ha estado en más de 100 exposiciones y su obra también se ha presentado y ganado premios fuera del país.

[pull_quote_right]Es importante la difusión de estos pequeños proyectos que se gestan y que invitan a artistas locales y hasta de otros estados a compartir su obra. Se van haciendo vínculos y se generan otro tipo de proyectos en conjunto, además de que promovemos nuestro trabajo, aprendemos de otros maestros[/pull_quote_right]

La inauguración de la exposición Cuerpo Deshabitado de Francisco Quintanar, se llevó a cabo el 20 de mayo en Tótem Galería y funcionó también como un cierre de oro para el taller que impartió días antes.

–El maestro vino por invitación del Tótem y se hizo un taller de producción gráfica. Las técnicas que corresponden a la obra expuesta son las mismas que enseñó en el taller, y son técnicas que él ya ha ocupado desde hace un buen, a lo largo de toda su trayectoria.

Cuerpo Deshabitado en una serie abierta de impresiones en pequeño formato donde Quintanar realiza una aplicación de hoja de oro sobre papel japonés y luego, mediante una técnica de pegado,  coloca esas aplicaciones y sellos sobre papel amate.

–Es como un collage, usa pegamento natural, imprime sobre el papel amate y luego va sobreponiendo los materiales. La obra la hizo específicamente para el Tótem, por eso son pequeños formatos, porque siempre así lo manejamos, o la mini estampa, porque no tenemos espacio para exhibir gran formato.

La mayoría de las obras están montadas en grupos de 3, conformando un tríptico. El concepto de deshabitar el cuerpo viene del gusto de Quintanar por las obras antiguas de Durero, de las que basa su estética del cuerpo, y el toque de Quintanar es mostrar esos cuerpos con un aspecto entre lo divino y lo terrenal, por lo que se aprecian ángeles con una sola ala. Ya no pueden volar y por lo tanto, pierden su naturaleza lejana y divina.

Coleccionismo accesible

Otro de los objetivos del Tótem es abrir posibilidades para el coleccionismo accesible. En el caso de esta exposición, todas las obras están en venta y cuentan con la ventaja de ser obras únicas, ya que se hicieron exprofeso para el Tótem y son copias de autor, lo que quiere decir que no hay ni habrá más reproducciones.

–Uno no tiene que ir al DF, es en trato directo y no hay un porcentaje para nosotros, es un poco también sobre la amistad. El punto es hacer la gráfica accesible para el público y en este caso puedas tener la obra de un maestro ya con una trayectoria amplia a un precio bastante accesible.

Cada obra de Francisco Quintanar expuesta en el Tótem cuesta 500 pesos y si se compra por trípticos (3 obras) el precio es de mil 500 pesos, los cuales pueden liquidarse en pagos en  el plazo de un mes.

La exposición Cuerpo Deshabitado permanecerá en el Tótem hasta el 3 de Junio y posteriormente se ofrecerán más talleres y exposiciones.

–También queremos que los (artistas) locales conozcan el trabajo de otros artistas de otros estados. Nosotros no creemos que nada más nosotros somos los buenos, no. Hay mucha gente a nivel nacional que son muy buenos. El 4 de junio, por ejemplo, viene Pedro López, de Zacatecas, con un proyecto de lucha libre.

Apertura total para visitar el Tótem

Carlos Flores Rom  abre todas las tardes el Tótem (de 4 de la tarde a 8 de la noche) y ofrece sus talleres de grabado e impresión. Sin embargo, el artista invita a todas las personas que quieran visitar el taller y la exposición, a ponerse en contacto a través de su página de Facebook para hacer una visita en algún otro horario.

–Pueden tocar el timbre o escribir a la página de Tótem un mensaje para ponerse de acuerdo conmigo  para su visita –dice Carlos en un tono muy animoso–, no sólo para la exposición sino para conocer todo el trabajo que se hace en el taller. Aquí armamos libros de artista, marca páginas o tenemos los talleres de grabado.

En su trayectoria como artista gráfico, Carlos Flores Rom ha establecido vínculos con otros artistas del país y ahora, a través del Tótem, tiene la voluntad de acercar el arte a cada vez más personas, por lo que también empieza a formarse como un gestor cultural.

–Es importante la difusión de estos pequeños proyectos que se gestan y que invitan a artistas locales y hasta de otros estados a compartir su obra. Se van haciendo vínculos y se generan otro tipo de proyectos en conjunto, además de que promovemos nuestro trabajo, aprendemos de otros maestros.

Comparte
Ámbar Barrera
Periodista, comunicóloga, fotógrafa, feminista y amante del arte.