Lado B
La música y la tortura
La voz de Barney es extremadamente molesta, no puedo escucharla más de 2 minutos. Pero no quiero pensar el desastre psicológico que sufren los presos en Guantánamo, que son torturados con música de este dinosaurio morado o con canciones de “Plaza Sésamo”.
Por Lado B @ladobemx
16 de mayo, 2013
Comparte

Eric David Montero

@ericdmontero

La voz de Barney es extremadamente molesta, no puedo escucharla más de 2 minutos. Pero no quiero pensar el desastre psicológico que sufren los presos en Guantánamo, que son torturados con música de este dinosaurio morado o con canciones de “Plaza Sésamo”.

Sí, la música también ya tiene otro uso, el de la tortura psicológica en interrogatorios. Ahí se prescinde de la violencia física para lograr objetivos políticos y militares.

Los huéspedes son maniatados y en posiciones incómodas, con audífonos amarrados en la cabeza y encerrados solos en celdas de castigo por horas,  o días enteros, escuchando la misma canción  una y otra vez, con un volumen alto. La práctica se ha vuelto común en las prisiones como Guantánamo en Cuba, Abu Ghraib en Irak y Bagram en Afganistán, según testimonios de presos e investigadores en derechos humanos.

En un artículo del periódico La Jornada escrito por Mariana Domínguez detalla que artistas de la talla de R.E.M., Pearl Jam, Nine Inch Nails, Rage Against the Machine, Massive Attack, Billy Bragg, Steve Earle y Rosanne Cash se declararon en contra de la tortura musical al unirse a la campaña “Zero Db” (cero decibeles) de la asociación de derechos humanos británica Reprieve, que lucha contra su uso. Para sacar la problemática a la luz, Massive Attack estrenó un cortometraje en 2010 con su canción “Saturday Come Slow” como soundtracky entrevistas a Ruhal Ahmed, víctima de tortura musical, mismo que fue dirigido por Oliver Chanarin y Adam Bloomberg, y proyectado por el grupo en sus conciertos en calidad de franco manifiesto contra el uso de su música en interrogatorios.

Comparte
Autor Lado B
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx