El por qué de los gasolinazos
 
Por Lado B @ladobemx
28 de octubre, 2011
Comparte
  • Los subsidios para evitar el alza en el precio del combustible se suspendieron debido a la crisis internacional, lo que revivió la política de aumentos de precio constantes
  • Los incrementos en el salario mínimo no corresponen al aumento en el precio del combustible

Joseline Santos Enríquez

@joss_santos

En México, el costo de la gasolina y el diesel varía de manera regular. En lo que va del año, el precio de los combustibles aumentó en diez ocasiones, y podría seguir esta tendencia si es que los diputados federales aprueban el decreto elaborado por los senadores quienes avalaron cobros adicionales al precio de combustibles hasta 2014.

A diferencia de otras ocasiones, los senadores aprobaron por unanimidad y si discutir la Ley de Coordinación Fiscal, la Ley del Impuesto sobre Tenencia o Uso de Vehículos y la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS).

En 2010, los precios de la gasolina Magna presentan un ajuste entre ocho y diez centavos por mes, la Premium tiene un deslizamiento de cuatro centavos mensuales, en tanto que el Diesel registra aumentos de ocho centavos cada 30 días.

Las razones por las que aumenta el precio de la gasolina son varias, la principal es que los costos son regulados por la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal debido a que el producto lo ofrece el gobierno mexicano, a diferencia de países como Estados Unidos dónde el precio de los combustibles –ofertado por empresas privadas- es en función a los estándares que dictan los mercados internacionales.

Cuando existen factores como inflación, devaluaciones monetarias, variaciones en el precio del petróleo, entre otros, los costos internacionales de gasolinas se modifican, por ello el gobierno federal implementó estrategias (subsidios) para que los costos en México no se dispararan.

Sin embargo, en 2008, las autoridades implementaron una política de deslizamientos semanales con el propósito de eliminar paulatinamente los subsidios.

La estrategia se suspendió en 2009 debido a que la crisis económica internacional de ese año afectó al país. La política de aumentos reinició meses después.

La intención era que con los deslizamientos, poco a poco el gobierno federal dejara de aportar subsidios, pero el precio de la gasolina en Estados Unidos ha variado más rápido de lo que se estimaba por lo que en la actualidad en el vecino país los combustibles son más baratos que en México.

A consecuencia de ello, los senadores avalaron que los aumentos continuarán hasta 2014, esperando que el precio de los energéticos a nivel internacional se estabilice.

Los subsidios

A pesar de los deslizamientos mensuales, en  2011 el gobierno federal destinó 1.12 pesos por cada litro de gasolina Premium, 1.33 por litro de gasolina Magna y 2.11 pesos por litro de Diesel.

A consecuencia de ello en lo que va del año los combustibles han sido más baratos en México que en Estados Unidos, pese a ello habría que considerar que los mexicanos resienten el precio debido a que en cuatro años (periodo en el que inició la estrategia de deslizamientos al costo de gasolinas) el salario mínimo ha aumentado menos de un peso, es decir, pasó de 48.88 a 58.06 pesos de 2007 a 2011.

En este periodo de cuatro años la gasolina Premium se ha incrementado en 24.91 por ciento, la gasolina Magna lo ha hecho en 37.87 por ciento y el Diesel en 68.94 por ciento.

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : [email protected]